ONIC (Organización Nacional Indígena de Colombia ) REPUDIA ASESINATO DE INDIGENAS ESTADOUNIDENSES Y ASESOR UWA.

CONDENAMOS EL CRIMEN DE QUE FUERON VICTIMAS LOS NORTEAMERICANOS DEFENSORES DEL PUEBLO U'WA

COMUNICADO A LA OPINIÓN PÚBLICA

Según informaciones de prensa en el día de hoy han sido encontrados los cadáveres de los hermanos indígenas norteamericanos INGRID INAWATUK y LARRY GAY LAHEENGE y del biólogo TERENCE FREITAS, defensor de los derechos del Pueblo U'wa, quienes fueron retenidos el pasado 25 de febrero en la vía que de Cubará, Boyacá conduce a Saravena, Arauca, al parecer por el frente 45 las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia - FARC.

Los indígenas norteamericanos y el representante de la O.N.G. Project Underground, estaban visitando el territorio U'wa y realizando actividades de intercambio cultural. Tanto la O.N.G. como diversos grupos indígenas norteamericanos venían apoyando la lucha del Pueblo U'wa por la defensa de su territorio frente a la amenaza de explotaciones petroleras por parte de la Occidental de Colombia.

La Organización Nacional Indígena de Colombia - ONIC, rechaza enérgicamente el crimen cometido contra nuestros hermanos y amigos norteamericanos, condenamos este hecho y lo asumimos como una manifestación en contra de los derechos del Pueblo U'wa y de los pueblos indígenas de Colombia.

A las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia les manifestamos nuestro repudio y exigimos claridad sobre este crimen que atenta contra nuestros derechos. No podemos aceptar que personas que defienden los derechos de los sectores sociales, gravemente amenazados por las fuerzas de extrema derecha sean también víctimas de grupos armados que dicen defender a las clases populares. Hacemos un llamado para que todos los amigos de los indígenas en todo el mundo se pronuncien enérgicamente.

A los familiares, amigos y compañeros de nuestros hermanos indígenas y amigos norteamericanos les hacemos llegar nuestra voz de condolencia y solidaridad, en la certeza de que este hecho no pasará impune a nuestros pueblos y nos alentará aún más en la defensa de nuestros derechos y de todos los pueblos indígenas del mundo.

Que los cuerpos de nuestros hermanos se coloquen como piedras para que la Tierra se mantenga en equilibrio; que su sangre reemplace la sangre que otros le quitan a Kerachikará; que sus espíritus se unan al vuelo de las Tijeretas y cuiden el espacio de los u´wa y de los pueblos indígenas de América; que su palabra y su entrega solidaria se mantengan en nuestra memoria y en la de Sira.

COMITÉ EJECUTIVO

Santafé de Bogotá, D.C., 5 de marzo de 1999